NOTA DE PRENSA

Hay “alta certeza” de que el vapeo ayuda a las personas a dejar de fumar

La actualización de las investigaciones del grupo Cochrane de Adicción al Tabaco encuentra «evidencia de certeza alta» de que los cigarrillos electrónicos son más efectivos para dejar de fumar que los parches y chicles de nicotina. 

Los exfumadores usuarios de productos de nicotina más seguros ya tenían bastante claro, aunque más por fuentes anecdóticas y empíricas, que el vapeo es mucho más eficiente para ayudar a las personas a dejar de fumar que las terapias tradicionales de reemplazo de nicotina. Las evidencias siempre apuntaban hacia la confirmación de la eficiencia y eficacia de los cigarrillos electronicos experimentada por alrededor 90 millones de personas en todo el mundo al día de hoy.

Aún no tenemos metodología mejor para acercarnos a la realidad que el metodo científico. Y la investigación de Cochrane, fundada por la Universidad de Oxford con apoyo de Cancer research UK, nos presenta, sin lugar a dudas, un alto estándar para revisiones sistemáticas de evidencia y una lectura adecuada de la realidad. 

Una nueva revisión

La recién publicada revisión Cochrane proporciona, según sus propias palabras, “evidencia de alta certeza“ de que el vapeo es más efectivo como ayuda para dejar de fumar que los parches y chicles de nicotina e indica que los cigarrillos electrónicos que contienen nicotina son más efectivos que los cigarrillos electrónicos sin nicotina o las demás formas de ayuda para dejar de fumar sin nicotina. Sin embargo, hay menos datos para estas comparaciones, por lo que los autores califican la confiabilidad de la evidencia como solo moderada.

El análisis Cochrane actualizado es bastante sólido: incluye 78 estudios, 40 ensayos controlados aleatorios, que involucraron a 22 052 adultos, o sea, un incremento de 17 estudios más que en su última actualización en 2021, cuyos resultados apuntaban en una dirección muy similar.

Según los datos de la revisión, las tasas de abandono del hábito entre los adultos que usaban cigarrillos electrónicos con nicotina eran más altas que entre los que recibían terapia de reemplazo de nicotina. Aproximadamente 6 de cada 100 personas logran dejar de fumar con la terapia de reemplazo de nicotina. Esta cifra oscilaba entre 9 y 14 exfumadores exitosos gracias a los cigarrillos electrónicos con nicotina, es decir, entre 3 y 8 personas de cada 100. Sin embargo, los participantes solo fueron seguidos durante seis a doce meses, por lo que la tasa de reincidencia sigue sin estar clara durante un período de tiempo más largo.

“no se encontraron pruebas de daños significativos causados ​​por los cigarrillos electrónicos que contienen nicotina cuando se usan para dejar de fumar”.

Voces de apoyo al vapeo

“Esta revisión exhaustiva de la evidencia confirma, una vez más, que los cigarrillos electrónicos de nicotina ayudan a los fumadores a dejar de fumar; y que estos productos son más efectivos que las terapias de reemplazo de nicotina con licencia médica. Por lo tanto, todos los fumadores deberían intentar vapear como un medio para terminar con su dependencia de fumar tabaco”, dice John Britton, profesor emérito de Epidemiología de la Universidad de Nottingham. 

Nicholas Hopkinson, profesor de Medicina Respiratoria y médico consultor honorario del Instituto Nacional del Corazón y los Pulmones del Imperial College, dijo que estos hallazgos respaldan firmemente que los cigarrillos electrónicos deben estar disponibles como una de las opciones para ayudar a las personas a dejar de fumar.

La Dra. Nicola Lindson, profesora de investigación universitaria en la Universidad de Oxford, editora gerente del Grupo Cochrane de Adicción al Tabaco y autora de la publicación, dijo en una charla con la prensa: “Los cigarrillos electrónicos no queman tabaco y, como tal, no exponen a los usuarios a la misma mezcla compleja de químicos que causan enfermedades en las personas que fuman cigarrillos convencionales. Los cigarrillos electrónicos no están libres de riesgos y no deben ser usados ​​por personas que no fuman o que no corren el riesgo de fumar. Sin embargo, la evidencia muestra que los cigarrillos electrónicos de nicotina conllevan solo una pequeña fracción del riesgo de fumar. En esta revisión, no se encontraron pruebas de daños significativos causados ​​por los cigarrillos electrónicos que contienen nicotina cuando se usan para dejar de fumar. Sin embargo, debido a la pequeña cantidad de estudios y la falta de datos sobre el uso a largo plazo de cigarrillos electrónicos que contienen nicotina (uso durante más de dos años), quedan dudas sobre los efectos a largo plazo”.

Una de las autoras de la revisión, la Dra Jamie Hartmann-Boyce, profesora asociada de políticas y prácticas basadas en evidencia en la Universidad de Oxford, apunta a los desafíos de la desinformación como un problema añadido al combate a los problemas generados por el tabaquismo: “Los cigarrillos electrónicos han generado muchos malentendidos tanto en la comunidad de salud pública como en la prensa popular desde su introducción hace más de una década. Estos malentendidos desalientan a algunas personas a usar los cigarrillos electrónicos como una herramienta para dejar de fumar. Afortunadamente, cada vez surgen más pruebas que proporcionan mayor claridad. Con el apoyo de Cancer Research UK, buscamos nueva evidencia cada mes como parte de una revisión sistemática viva. Identificamos y combinamos la evidencia más fuerte de los estudios científicos más confiables actualmente disponibles».

Michelle Mitchell, directora ejecutiva de Cancer Research UK, dijo: “Damos la bienvenida a este informe que se suma a un creciente cuerpo de evidencia que muestra que los cigarrillos electrónicos son una herramienta efectiva para dejar de fumar. Recomendamos encarecidamente que aquellos que nunca han fumado no usen cigarrillos electrónicos, especialmente los jóvenes. Esto se debe a que es un producto relativamente nuevo y aún no conocemos los efectos en la salud a largo plazo”.

“Si bien aún se desconocen los efectos a largo plazo del vapeo, los efectos nocivos de fumar son indiscutibles: fumar causa alrededor de 55,000 muertes por cáncer en el Reino Unido cada año. Cancer Research UK apoya la regulación equilibrada basada en evidencia sobre los cigarrillos electrónicos del gobierno del Reino Unido, que maximiza su potencial para ayudar a las personas a dejar de fumar, al tiempo que minimiza el riesgo de consumo, entre otros”.

Alcance de la evidencia

Los hallazgos de la investigación sistematica del grupo Cochrane no autorizan que se diga que los cigarrillos electrónicos son completamente seguros. También aclaran que se necesita recoger y trabajar más datos a largo plazo y que se requiere más evidencia, particularmente sobre los efectos de los cigarrillos electrónicos más nuevos con una mejor entrega de nicotina que los anteriores, para ayudar a más personas a dejar de fumar. Pero la actualización de las evidencias simplemente confirma el enorme potencial de esta alternativa menos riesgosa de consumir nicotina en lugar de los mortales cigarrillos combustibles. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2020 el 22,3 % de la población mundial consumía tabaco, a pesar de que mata hasta a la mitad de sus usuarios.

Investigadores del grupo Cochrane explican sus hallazgos en un video publicado en su cuenta de Twitter: https://twitter.com/i/status/1593280969297068032


Este artículo es una publicación original. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

La entrada Hay “alta certeza” de que el vapeo ayuda a las personas a dejar de fumar se publicó primero en VAPING TODAY.

Subscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones para estar al tanto de nuestras acciones

Te gustaría aprender más de la reducción de daños del tabaquismo?

Muy pronto tendrás acceso a la academia de Reducción de daños del tabaquismo